¡Sigamos siendo positivos frente al poder de los malos!

Por Philippe Batreau

Un programa de France Culture, entre otros, me llamó la atención "Dejemos de ver todo en negro: ponga fin al "sesgo de negatividad" "

Según los diversos estudios sobre el tema, tendemos a retener más malas noticias que buenas, a estar más afectados por una pérdida que satisfechos con la ganancia equivalente. Todos pueden verlo todos los días, por sí mismos dando un paso atrás o por otros más fácilmente.

Este sesgo, que algunos dicen que es hereditario, contamina nuestra vida cotidiana, las malas noticias nos impiden saborear las buenas noticias, disfrutar del placer de vivir, experimentar la alegría.

Sesgo de negatividad

Paul Rozin y Edward B. Royzman destacaron este sesgo de negatividad en el artículo " Sesgo de negatividad, dominio de negatividad y contagio Publicado en Personal and Social Psychology Review en 2001.

Aquí hay un extracto de su introducción, traducido por mí:

"Presumimos que existe un sesgo general, basado tanto en predisposiciones innatas como en experiencia, en animales y humanos, para dar más peso a las entidades negativas (por ejemplo, eventos, objetos, rasgos personales). Esto se manifiesta de 4 maneras:

(a) potencia negativa (las entidades negativas son más fuertes que las entidades positivas equivalentes),

(b) gradientes negativos más pronunciados, la negatividad de los eventos negativos crece más rápido con su enfoque en el espacio o en el tiempo que la positividad de los eventos positivos,

(c) dominio de la negatividad (las combinaciones de entidades negativas y positivas dan más evaluaciones negativas de lo que la suma algebraica de valencias subjetivas individuales predeciría), y

(d) diferenciación negativa (las entidades negativas son más variadas, producen representaciones conceptuales más complejas y comprometen un repertorio más amplio de respuestas).

Examinamos la evidencia de esta taxonomía, enfatizando el dominio de la negatividad, incluidas las fuentes literarias, históricas, religiosas y culturales, así como la literatura psicológica sobre el aprendizaje, la atención y la formación de impresiones. , contagio, juicio moral, desarrollo y memoria. Una variedad de explicaciones teóricas del sesgo de negatividad. Sugerimos que una característica de los eventos negativos que los hacen dominantes es que las entidades negativas son más contagiosas que las positivas. "

Podemos, si no debemos compensar, como John Tierney y Roy F. Baumeister alientan a los autores de El poder del mal (¿y cómo superarlo?), citado en esta misma emisión por France Culture.

Encuentra elentrevista en CBS de uno de los autores, John Tierney para transformar esta negatividad en un cambio positivo.

¿Cómo superar esta negatividad?

Para notar en particular la regla de 4:

· 4 cosas buenas superan a 1 malo

· 4 cumplidos compensaron 1 crítica negativa.

"¿Por qué estamos devastados por una palabra de crítica, incluso si se mezcla con elogios generosos? Porque nuestros cerebros están conectados para enfocarse en lo malo. Este efecto de negatividad explica las cosas grandes y pequeñas: por qué los países entran en guerras desastrosas, por qué se divorcian las parejas, por qué las personas rechazan las entrevistas de trabajo, cómo las escuelas fallan a los estudiantes, por qué los entrenadores de fútbol juegan estúpidamente cuarta fila Durante todo el día, el poder de los malos gobierna los estados de ánimo de las personas, realiza campañas de marketing y domina las noticias y la política. "

Este es el comienzo de la introducción de "El poder del mal" aún no traducido al francés. Le notificaremos si se publica una traducción al francés.

En el mismo espíritu que su trabajo anterior, El poder de la voluntad - Los autores nos invitan a saber cómo superar los prejuicios negativos, el poder de lo malo.