¿Cuáles son los beneficios del teletrabajo en este período de encierro?

teletrabajo-contención
Télétravail et confinement

En este período de la pandemia de coronavirus, la contención significa quedarse en casa y trabajar de forma remota. Para la mayoría de las personas, esta es una oportunidad sin precedentes para lograr un equilibrio entre la vida personal y profesional. El teletrabajo puede ser un método beneficioso para usted y para la empresa. Aquí hay cinco beneficios del teletrabajo durante la contención.

Mejor productividad

Muchos creen que trabajar en casa disminuye la productividad. Incluso si las distracciones pueden desviar la atención del empleado, este no es siempre el caso. Un estudio reciente realizado en 12 países sobre una muestra de 25,000 trabajadores ha demostrado que trabajar en casa mejora la calidad del trabajo. De hecho, practicar una actividad profesional en un entorno en el que te sientas cómodo puede aumentar la productividad. Para algunos empleados, trabajar lejos de la atmósfera estresante de la oficina le permite dar rienda suelta a su creatividad y finalizar proyectos que aún están incompletos. En general, trabajar en casa no solo es mejor para la productividad personal, sino también para el trabajo en grupo. Si hace unos meses, nunca tuvo tiempo de hablar con sus colegas, ahora, las llamadas telefónicas y las videoconferencias le permiten desarrollar una relación profesional más sólida. Además, se hace más fácil relajarse mientras entabla una conversación amistosa. Además, la discusión a distancia es a menudo más armoniosa y tranquila que las confrontaciones en vivo.

Un equilibrio entre la vida personal y profesional.

La contención es un período estresante, pero que sin embargo tiene una ventaja significativa a nivel personal. Es cierto que para los padres pueden surgir dificultades relacionadas con la gestión del trabajo y los niños (cuidar a los niños mientras trabajan). Sin embargo, para los solteros y las parejas que aún no tienen esa responsabilidad, el teletrabajo es una oportunidad para descubrir un estilo de vida menos estresante. Con una pequeña organización, trabajar en casa puede ir acompañado de sesiones deportivas, hacer tareas domésticas que han estado por semanas o acercarse a su pareja. Todo esto es posible gracias a la gestión del tiempo libre que se le ofrece. Por lo tanto, es un excelente medio para reestructurar la vida en general, respetando las instrucciones de confinamiento.

Ahorro y actividad profesional continua

Tras el anuncio del encierro, no todos los empleados tuvieron la oportunidad de continuar sus actividades profesionales debido a la naturaleza de su trabajo. Ciertas profesiones no se pueden ejercer en casa. Para los afortunados, cambiar al teletrabajo mantiene una fuente estable de ingresos, incluso en tiempos de crisis. A esto se suma la disminución de los gastos relacionados con los costos de transporte. No más metro o combustible para comprar, puede reservar para sobrevivir durante el confinamiento y tal vez después. 

Trabaja al ritmo deseado

En general, el teletrabajo es menos estresante que trabajar en la oficina. Ya no tiene que preocuparse por restringir los horarios y los viajes interminables en el camino. Usted es libre de preparar su programa de trabajo de acuerdo con su disponibilidad, evitando dejarlo ir. Por ejemplo, puede comenzar su trabajo antes o después, siempre que lo termine a la hora acordada. Si tiene hijos, puede proceder según su tiempo libre. Este método también le permite olvidar la presión del encierro, especialmente si ha cuidado su entorno de trabajo (oficina aislada del resto del hogar, equipo disponible, conexión impecable, etc.). Con un programa de trabajo eficiente y meticulosamente pensado, es fácil alternar las diversas tareas que quedan pendientes. Esta programación es esencial para su desarrollo personal y profesional. 

Lejos del estrés del marco profesional

Trabajar en casa es menos estresante que ir a la oficina. El confinamiento hace posible escapar de la rutina casa-trabajo-casa. No más cruces en los atascos de la ciudad mientras se apresura para no llegar tarde. Esta carrera diaria es de hecho la fuente de estrés y ansiedad. En casa, el trabajo se realiza en paz, lejos del ruido y las molestias a las que los trabajadores generalmente están expuestos en la oficina. Es más fácil relajarse y gestionar las diferentes tareas, tanto personales como profesionales. Si muchas personas se sienten más cómodas trabajando desde casa, se debe principalmente a la reducción considerable del estrés experimentado. 

Lo más interesante del teletrabajo es que ya no es necesario salir ni moverse para llevar a cabo las diversas tareas profesionales. Además de este punto positivo, existen los ahorros de tiempo en el tiempo de viaje habitual para llegar a la oficina. Sin embargo, para las personas que se sienten cómodas trabajando en la oficina, el confinamiento puede ser una fuente de bloqueo, frustración y vergüenza, e incluso afectar la productividad. A pesar de todo, es una alternativa beneficiosa, que permite encontrar un cierto equilibrio para uno mismo, para la familia y para la empresa.