10 consejos para evitar meriendas en confinamiento

Mordisqueando la contención
10 consejos para evitar meriendas en confinamiento

Por la Dra. Véronique GABRIEL-MARQUIER

Los refrigerios durante el parto pueden tener un impacto en el peso. Debe saber que los refrigerios tienen un significado, porque masticar puede reducir el estrés. Aquí hay algunos consejos para evitarlo o al menos evitarlo.

1 / ¡Coma a horas regulares consumiendo proteínas en su plato primero!

Es aconsejable consumir su porción de proteína (pescado, carne, huevos, proteínas vegetales) primero porque las proteínas son saciantes.

2 / ¡Come despacio!

Es imprescindible tomarse el tiempo para comer (¡tenemos tiempo!) Por un lado para la saciedad que se obtiene en diez minutos, por otro lado para respetar las fases de la digestión.

La fase de masticación oral es esencial y, a menudo, demasiado corta.

3 / ¡Cepilla tus dientes después de las comidas!

Es un reflejo que permite poner fin a la comida que acaba de terminar.

4 / ¡Tome refrigerios "inteligentes" para evitar los ricos en calorías!

Si es necesario, es necesario tener porciones disponibles que permitan un refrigerio "saludable"

A saber, rodajas de fruta, verduras crudas, almendras sin sal, queso blanco, jamón, pechuga de pavo.

Esto evita los refrigerios en alimentos preparados y ricos en calorías, como galletas dulces o saladas, carnes frías, etc.

De ahí la necesidad de hacer compras específicas para tener la comida adecuada.

5 / ¡Intenta distinguir el hambre real del deseo de comer!

El hambre es un sentimiento agradable y normal.

La necesidad de comer puede ser una respuesta al estrés, es interesante intentar frenarlo mediante un refrigerio apropiado o invirtiendo en una actividad atractiva cuando uno ha identificado un deseo de comer sin hambre. .

6 / Autocoacher escribiendo tus días de comida en un cuaderno!

Esto le permitirá evaluar su consumo de alimentos.

7 / ¡Permítete una comida o un día libre por semana para complacerte!

La noción de placer es importante y ayuda a evitar la frustración.

8 / ¡Haz deporte incluso en espacios reducidos, yoga, gimnasio, bicicleta estática!

Tener un programa deportivo es importante, estimula nuestro cuerpo y nuestra mente y puede ser de gran ayuda para evitar los refrigerios.

Muchas de estas actividades se transmiten en videos que se pueden ver fácilmente en Internet.

9 / Prepare bebidas bajas en calorías como tés de hierbas, jugo de limón.

Las bebidas tienen un efecto positivo en la saciedad.

10 / Haz una lista de todo lo que nunca tienes tiempo para hacer y crea un programa para hacerlo

Verás que estarás muy ocupado y necesariamente comerás menos.

Finalmente, ¡sé positivo!

La actitud positiva en el encierro efectivamente nos ayuda en nuestra vida diaria.